Caja Rural Central

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

La banca responsable en Caja Rural Central 01/10/2018

La entidad continúa su apuesta por una banca ética y un mundo mejor

Oficina de Caja Rural Central en Almoradi

Ser socialmente responsable es un reto que Caja Rural Central aborda de forma transversal en su gestión diaria, actuando siempre de acuerdo a sus valores fundacionales. Esta actuación se traduce en su principal objetivo: mantener un sistema de gestión eficiente y sostenible a largo plazo, basado en los principios de ética y transparencia, la satisfacción de expectativas y necesidades, el compromiso con el entorno socio-económico y, por supuesto, llevar a cabo políticas empresariales enfocadas a cuidar de las personas. Porque su misión es contribuir al bienestar de las personas y empresas que viven y trabajan en los entornos sociales en los que desarrolla su actividad.

Para implementar este modelo, abogan por aportar valor añadido con buenas prácticas y dar un salto cualitativo de manera ética y responsable contribuyendo a una sociedad mejor. El primer paso es responder de forma honesta ante sus principales grupos de interés. Empezando por su ámbito laboral, por sus empleados, para así conseguir ser rentables y crear puestos de trabajo, aumentando la productividad y el compromiso de los empleados. La satisfacción de los empleados es clave para conseguir un entorno laboral positivo y unos equipos motivados y comprometidos. De hecho, los expertos han demostrado que un ambiente laboral flexible, transparente y comunicativo aporta numerosos beneficios como retener el talento en la empresa.

Las personas que trabajan en CRC son el factor fundamental de la actividad y el principal activo. Contar con personas motivadas, preparadas y comprometidas resulta determinante para poder ofrecer un buen servicio al cliente, lograr el éxito en la estrategia empresarial y contribuir al desarrollo socio-económico del territorio en el que operan. En CRC se esfuerzan por atraer a los mejores profesionales, retenerlos y favorecer el desarrollo profesional y humano en el marco de un buen ambiente de trabajo.

Caja Rural Central trabaja insistentemente por construir un modelo de desarrollo sostenible y respetuoso con las necesidades sociales, culturales y medioambientales. Son un referente de compromiso social y quieren apostar por seguir en esa línea. Así, su modelo de hacer banca les ha permitido satisfacer las necesidades de sus clientes desde 1919, manteniendo un trato personal y entrañable con quienes, generación tras generación, han depositado su confianza en ellos. Es una entidad consolidada y solvente implicada de manera directa en el desarrollo socio-económico de la gente de su tierra, de sus vecinos, con los que conviven, tratando por su nombre y comprendiendo mejor que nadie sus necesidades y las de sus proyectos. Apoyan y trabajan con las personas, empresas e instituciones que viven y realizan su actividad en su ámbito de actuación, satisfaciendo sus necesidades y ayudándoles a su progreso tanto económico como cultural y social. CRC es su entidad de confianza y está totalmente implicada en el progreso económico de la provincia de Alicante y la Región de Murcia.

El carácter cooperativo define a Caja Rural Central como una entidad con una visión de permanencia en el tiempo, que prioriza la estabilidad sobre la obtención de resultados a corto plazo. Responden así a una política de responsabilidad social corporativa, garantizando la prestación de servicios financieros en municipios que hasta el momento no contaban con los mismos para favorecer la inclusión financiera. Se caracterizan por su proximidad al cliente, potenciada por una amplia red de oficinas, distribuidas en la provincia de Alicante y la Región de Murcia. Aportan, además, riqueza, fomentando y llevando a cabo acciones encaminadas a la conservación del entorno económico-social y medioambiental. Con casi 100 años de historia, en Caja Rural Central, son fieles a sus valores fundacionales y mantienen su compromiso de maximizar el valor para socios y clientes.

 Caja Rural Central ve en la Economía Circular una oportunidad para plantear nuevos horizontes en el desarrollo empresarial y la diversificación. Se trata de un concepto complejo enfocado a modificar un modelo empresarial lineal basado en la producción, consumo y eliminación de residuos generados. Sin embargo, esta nueva propuesta hace un uso más óptimo de las existencias y los flujos materiales, deshechos y energía con el fin de que el uso de los recursos alcance su mayor eficiencia. Las palancas económicas juegan un papel muy importante a la hora incentivar el cambio hacia una Economía Circular y sostenible. Dicho así, Caja Rural Central cuenta con un nuevo servicio dirigido al sector empresarial, "Alianza Empresas CRC" que destaca por la internacionalización, una visión global, asesoramiento y planificación. Las empresas son un factor esencial en cualquier punto de nuestra economía, así como sus decisiones de inversión, sistemas de producción y políticas comerciales que tienen que estar a la orden del día con un proyecto global como este. A través de sus gestores desarrollan una labor de sensibilización y asesoramiento a las empresas que permiten que estén alerta a los desafíos y oportunidades que ofrecen los cambios en el ámbito económico y empresarial para así afrontar con éxito los nuevos retos.

Las buenas prácticas medioambientales, sociales y económicas no pueden ser consideradas bajo ningún aspecto como parte de una fachada, sino que debe ser un concepto que se implante desde la raíz de la empresa y genere una gran sensibilidad en cada sector productivo. Cualquier empresa quiere mejorar su imagen, pero desde la sinceridad y la transparencia, generando un clima laboral que fomente la colaboración y el compromiso bajo la directriz de llevar a cabo buenas prácticas.

En Caja Rural Central creen en las personas y promueven el espíritu emprendedor e iniciativas individuales como fórmulas para conseguir un mayor crecimiento económico y desarrollo de la comunidad, impulsar la innovación y productividad y favorecer la creación de puestos de trabajo.

Con "Visionarios CRC, Emprende y Crece" esta entidad apoya al emprendedor y le sirve de impulso financiero proporcionándole un servicio de valor añadido para que puedan hacer realidad sus proyectos de negocio. Quieren colaborar con aquellas empresas y empresarios/empresarias que trabajen de acuerdo con las mejores prácticas en materia ética, social y medioambiental. Además, en CRC, conscientes de la importancia de reforzar el conocimiento financiero de la sociedad, contribuyen a la formación y a una mayor divulgación. La entidad participa en el Plan de educación financiera, impulsado por la CNMV y el Banco de España, además de implementar distintas actividades y jornadas de banca privada y banca empresa de la mano de expertos para proporcionarles herramientas y contenidos sobre los mercados financieros y la coyuntura económica.

En esta entidad trabajan cada día para ser social, medioambiental y económicamente responsables. Tratan de ofrecer su ayuda y apoyo a causas benéficas con el fin de que estos proyectos puedan salir adelante y cumplir con su cometido. Estar presentes en este tipo de iniciativas es algo con lo que tratan de transmitir su compromiso por la sociedad y medio ambiente para favorecer la consecución de sus objetivos estratégicos mediante prácticas responsables y sostenibles. Trabajan para ofrecer un servicio excelente que supere las expectativas y mejore la experiencia de sus socios y clientes.

La seguridad es la principal exigencia del cliente y, por tanto, una de las prioridades de la entidad. De manera continua se esfuerzan por mejorar los procesos y perfeccionar el diseño de productos, que refuercen la seguridad en las operativas realizadas por los clientes en los distintos canales.
CRC cuenta con una extensa gama de productos y servicios a fin de cubrir las necesidades del mayor número posible de personas y colectivos. La entidad presta una atención personalizada, con una oferta diferenciada para cada tipo de cliente, en función de sus necesidades, presta servicios de banca especializada para los segmentos económicos de banca empresa y banca privada, apoya las actividades sostenibles con productos como su nueva gama de fondos de inversión sostenibles con criterios de inversión socialmente responsable (ISR), Fondos Rural Gestión Sostenible, los cuales consideran tanto criterios financieros como criterios extra-financieros o ASG (ambientales, sociales y de buen gobierno) en los procesos de análisis y toma de decisiones de inversión. En su gestión incluyen criterios excluyentes (no invierte en empresas que atenten contra los derechos humanos, fabriquen armas, destruyan el medio ambiente o contrarias a la salud pública) y la integración de los criterios ASG en la valoración y análisis de las inversiones.

Inversiones que buscan la excelencia de las empresas en el trato al medio ambiente, el cumplimiento de los derechos sociales y el buen gobierno, además de aplicar criterios económicos- financieros en la selección de compañías. Fondos con los que Caja Rural Central apuesta por un futuro mejor.